ASEGO Canarias: “Las camareras de pisos mejoran la marca”

Ciona Ramírez lleva 25 años coordinando equipos de camareras de pisos.

Ciona Ramírez es vocal de la asociación en las islas

La Asociación Española de Gobernantas de Hotel y otras Entidades (ASEGO) cuenta desde este año con su propia vocalía en Canarias. Al frente de la misma se encuentra Ciona Ramírez, gobernanta con una experiencia de 25 años dirigiendo equipos de camareras de pisos y demás profesionales; un bagaje que ahora traslada a su nuevo cargo, al que llega llena de ideas e ilusión.

P.- Desde su punto de vista, entre las múltiples funciones de una gobernanta, ¿cuáles son las más complejas?

R.- Como responsable de un departamento, tengo claro que la mayor complejidad de mi profesión reside en la gestión del grupo humano que lo compone. La faceta técnica, aun siendo compleja, tiene fórmulas más previsibles para su solución.

Pero, el dirigir y formar un amplio grupo de personas que componen la fuerza de trabajo, con sus individualidades, imprevistos, diferencias, etc., reviste una enorme responsabilidad. El reto de lograr el equilibrio entre el factor emocional y profesional de cada persona es, en mi caso, lo más gratificante.

P.- ¿Cuál es la situación de las camareras de piso en Canarias, como colectivo profesional, y cuál es la posición de ASEGO al respecto?

R.- A nivel general, la categoría profesional de camarera de piso está regulada por el convenio de hostelería de cada provincia, por lo que su situación es igual que la del resto de departamentos de un establecimiento turístico.

Como ya comenté en el acto de presentación de la vocalía de Canarias celebrado recientemente, mi experiencia profesional de casi 30 años se ha desarrollado en una cadena hotelera, por lo que desconozco si en otros establecimientos la situación es diferente.

Ciona lleva sólo unos meses en la vocalía de ASEGO en Canarias, pero tiene una larga experiencia como gobernanta.

ASEGO, como asociación de gobernantas, apoya a las camareras de piso y se interesa porque su personal desarrolle su trabajo en las condiciones que establece la ley. En cualquier caso, todos los colectivos disponen de mecanismos para su defensa en aquellas circunstancias en las que existan irregularidades, como son los comités de empresa, departamentos de rrhh, inspectores de trabajo, sindicatos, etc.

P.- ¿Qué importancia ha tenido la asociación ASEGO en Canarias?

R.- La Asociación Española de Gobernantas de Hotel y otras Entidades (ASEGO), tras más de 30 años de trayectoria, llega ahora a Canarias, uno de los principales destinos turísticos de España.

Así que, es a partir de ahora cuando pretendemos que aumente la dimensión de esta unión, y conseguir que mediante esta vinculación, todas las gobernantas tengamos una sola voz, y lleguemos hasta los foros donde se toman las decisiones que nos afectan como colectivo profesional.

Que cada zona geográfica, independientemente de su modelo turístico, haga partícipe al resto de cuantos avances, logros y mejoras consiga. Creo que así, paso a paso y mediante el diálogo y la unión, podremos lograr grandes objetivos.

P.- Personalmente, ¿a vd., qué es lo que más le atrae de su profesión?

R.- Me resultaría muy difícil destacar sólo un aspecto de mi profesión, pues me resulta muy gratificante en general. Pero, con el paso de los años, la experiencia me hizo darme cuenta de que, por encima de todo, además de gestionar y dirigir un equipo de trabajo, nuestra función es la de formar a nuestros grupos humanos.

La industria hotelera y el trabajo que nosotras desarrollamos es la joya que debemos ir traspasando de generación en generación. Y esto sólo se consigue si somos lo suficientemente responsables para entender que sin una elevada formación y el objetivo de alcanzar la excelencia en nuestro trabajo, no sería posible. La formación comienza desde que una camarera pisa un hotel por primera vez, en la acogida y sus primeros pasos en esta profesión.

A partir de aquí comienza una tarea crucial, pues cuestiones como la correcta ergonomía e higiene postural contribuirán enormemente a evitar futuras lesiones y trabajar en mejores condiciones físicas. Otras cuestiones formativas como impulsar el conocimiento de idiomas, la adecuada atención al cliente, la vocación de servicio, las harán crecer no sólo profesionalmente, sino también como personas.

Todo ello, redundará en aportar un valor añadido al servicio que prestan, algo muy a tener en cuenta por la empresa y la industria turística en general. Me consta que aun hoy en día, muchos establecimientos no son conscientes de la riqueza que aporta a su marca el departamento de pisos.

Escribe un nuevo comentario