7 trucos para afrontar el desgaste de la ropa en el hotel

Consejos para evitar el desgaste de la ropa en el hotel: El hotelero se preocupa por la duración de la misma, que conformará tanto el capítulo de lencería como el de mantelería del que deberán disponer para su uso habitaciones y zonas comunes.

Contar con un par stock óptimo y acorde a los ratios de cambio que se manejan y un lavado adecuado son algunos de los consejos de Polarier

La calidad de las prendas es clave para evitar su desgaste

La pregunta más escuchada a la hora de adquirir el ropaje para un hotel es ¿cuánto va durar?. El hotelero se preocupa por la duración de la ropa en el hotel, que conformará tanto el capítulo de lencería como el de mantelería del que deberán disponer para su uso habitaciones y zonas comunes.

La envergadura del establecimiento también es un punto muy importante, ya que no es lo mismo actuar sobre toda la ropa de un hotel con un gran número de habitaciones que uno de menor capacidad, teniendo servicios propios o bien externalizándolos.

Ante la pregunta sobre la longevidad de la ropa en el hotel, para su respuesta se deben tener en cuenta muchos factores que intervienen para lograr una mayor o menor vida útil de cada una de las piezas, desde mantelerías, sábanas, toallas, fundas, etc.

Consejos para evitar el desgaste de la ropa en el hotel: El hotelero se preocupa por la duración de la misma, que conformará tanto el capítulo de lencería como el de mantelería del que deberán disponer para su uso habitaciones y zonas comunes.
Factores que intervienen para lograr una mayor o menor vida útil de la ropa en el hotel.

En este sentido, empresas como Polarier, especializada en lavanderías industriales hoteleras, son conscientes de la importancia de crear expectativas positivas a los huéspedes de los hoteles y para ello el estado y limpieza de la ropa es un elemento clave.

Por esta razón, Carmen Román, Project Manager de Polarier, da unas pautas para disfrutar siempre de la ropa en las mejores condiciones.

7 consejos para mantener la ropa en el hotel

  • 1.- La calidad de las prendas, adecuadas para su uso, su confección y acabado, es una de las bases para evitar el desgaste rápido de las mismas.
  • 2.- Otra base primordial es el contar con un par stock (cantidad de blancos para su reposición) óptimo y acorde a los ratios de cambio que se manejan.
  • 3.- Un lavado adecuado para cada una de las prendas también juega un papel importante, es necesario controlar y conocer los porcentajes de rechazo que se obtienen en los lavados para poder accionar sobre si se está lavando o no correctamente. En este, punto cabe destacar que, cometemos el error de pensar que por más producto químico que le pongamos obtendremos mejores resultados, lo único que nos aporta es restarle vida útil a la prenda, deteriorándola con más producto del que es necesario.
  • 4.- El dejar respirar y reposar el tejido tras su proceso de lavado, secado y planchado, es esencial para que la fibra regrese a su lugar y otorgarle una mayor vida útil.
  • 5.- Una buena rotación de las prendas dentro del establecimiento le aportará el descanso que necesita, produciendo un desgaste natural y homogéneo tanto en la textura como en el color.
  • 6.- Realizar reposiciones periódicas, en base a los inventarios, permitirá mantener el par stock y con ello continuar con el ciclo natural de vida útil de las prendas.
  • 7.- Otra de las premisas es reducir el mal uso de las prendas por parte del personal, crear consciencia sobre ello, hará que nuestro inventario se mantenga. El mal uso es un daño generalizado que hace que cada año se dé de baja (retire) un alto porcentaje de ropa, el utilizar las prendas como trapos de limpieza causa daños en las mismas, tanto roturas como manchas de difícil eliminación.

 

Escribe un nuevo comentario