8 claves en climatización para restaurantes, según Hitachi

Para instalar la mejor climatización, muchos restaurantes se han sumado a la tecnología profesional de la compañía Hitachi.

Para ofrecer la mejor experiencia al comensal, no hay que olvidarse de un sistema de aire de primera calidad

La temperatura de la sala es un factor fundamental

Los restaurantes son espacios donde la gastronomía se convierte en arte, y es por ello que exigen un cuidado especial de cada detalle. Para instalar la mejor climatización, muchos negocios de restauración se han sumado a la tecnología profesional de Hitachi.

De este modo, apuestan por ofrecer la mejor experiencia al comensal, sin olvidarse de un sistema de aire de primera calidad, que necesita de algunos ingredientes.

Esto ocurre especialmente en los restaurantes de alta cocina, donde los comensales demandan la máxima calidad y un servicio a la altura, en un entorno agradable que les invite a quedarse. Esto es algo que, desde hace más de veinte años, saben los Hermanos Torres que han confiado en la

En este restaurante de la Ciudad Condal, dos hermanos trabajan día y noche para que una experiencia gastronómica completa envuelva al cliente en un ambiente a la altura; y no pueden olvidarse de uno de los detalles más críticos: la temperatura de la sala.

Hitachi apunta 8 claves para elegir la mejor climatización

  • 1. Una distribución bien repartida. El sistema de climatización elegido debe permitir climatizar correctamente hasta el último rincón del local. Además, debe alcanzar cada esquina con la misma intensidad para no crear diferencias de temperatura, ni molestas corrientes de aire. Para ello es importante elegir un número suficiente de unidades terminales y prever los correspondientes conductos, difusores y rejillas.
  • 2. Difusión de aire. Más allá de la correcta distribución, el aire debe llegar al restaurante al completo y sin interferir en la comida. Para ello, con un sistema VRF Set Free Sigma como el de Cocina Hermanos Torres, en el que el aire llega a los comensales a través de difusores de alta inducción, se consigue una mezcla de aire adecuada, el flujo de aire es imperceptible y la sensación de temperatura equilibrada, lo que construye un mejor ambiente.
  • 3. Potencia. Por supuesto, es necesario contar con un sistema que disponga de la capacidad adecuada al tamaño y a los requerimientos específicos del restaurante, de forma que se consiga alcanzar las condiciones de confort tanto en invierno como en verano, en cualquier momento, incluidos los días más desfavorables del año.
  • 4. Estética. Es elemental que la necesidad de una buena aclimatación se cubra sin alterar la estética de estos lugares de culto a la comida. Por ello, los asesores expertos de Hitachi no solo propondrán un sistema con las mejores prestaciones, sino que además ofrecerán la mejor solución para adaptarse a los requisitos de integración y estética, tanto con las unidades terminales como con la unidad exterior.
  • 5. ¿VRF?  ¿Scroll DC Inverter? Los sistemas VRF (Variable Refrigerant Flow = Flujo de Refrigerante Variable) utilizan una única unidad exterior, conectada mediante tuberías a un número de unidades terminales interiores, cada una de las cuales puede ofrecer un nivel de confort diferenciado a los usuarios de los espacios en los que estén instaladas. Estos sistemas son posibles gracias a la tecnología Scroll DC Inverter, que permite a las unidades exteriores V.R.F. ajustar en cada momento la capacidad de refrigeración o calefacción.
  • 6. Mantenimiento. La tecnología VRF de los equipos de Hitachi destaca también porque requiere de un mantenimiento muy reducido, aunque importante para ofrecer el mejor desempeño del sistema.
  • 7. Hay otro ‘público’. No podemos olvidarnos del equipo que está trabajando en los fogones. Aquí las temperaturas alcanzadas pueden ser muy altas, y mantener un clima correcto también es fundamental, de forma que todos puedan desempeñar su trabajo con comodidad. Con sistemas como el VRF, con gran capacidad y soluciones muy eficientes, esta tarea es pan comido y se nota, en el confort y en la factura eléctrica.
  • 8. Siempre pendientes. Crear un entorno agradable no es siempre una ciencia exacta. Por ello, se debe contar con el mejor sistema de climatización, que es aquél que no solamente es potente, silencioso y eficiente, sino que cuenta con un sistema de regulación automática, preciso y rápido, de forma que el jefe de sala y el equipo se puedan despreocupar ante posibles cambios en las necesidades de temperatura de los comensales.

Escribe un nuevo comentario