AEFYT urge a dejar de usar refrigerantes R-404A y R-507A

AEFYT se ha unido a otras asociaciones europeas que demandan el cese inmediato del uso de los gases refrigerantes HFC, R-404A y R-507A.

Se trata de una medida de actuación urgente para la supervivencia de las empresas del frío ante la escalada de precios y la escasez de fluidos

Se une otras asociaciones que piden descartar esos gases

La Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías (AEFYT), agrupación representativa de la industria del frío en España, se ha unido al resto de asociaciones europeas que demandan el cese inmediato del uso de los gases refrigerantes HFC, R-404A y R-507A.

La agrupación española ha colaborado con la Asociación Europea de Instaladores de Refrigeración, Acondicionadores de Aire y Bombas de Calor (AREA), en la traducción al español del folleto explicativo sobre el porqué de la urgencia en frenar la utilización de estos dos gases refrigerantes.

La advertencia es firme: “¡Si quiere seguir en el negocio, tiene que dejar de instalar R-404A y R-507A AHORA!”. Y el motivo es el gran salto en la reducción gradual (conocida como Phase Down) de HFC unido a la limitación de 2500 en el Potencial de Calentamiento Atmosférico (PCA) del gas refrigerante en 2020.

AEFYT se ha unido a otras asociaciones europeas que demandan el cese inmediato del uso de los gases refrigerantes HFC, R404A y R507A.
A partir de 2018, el Reglamento de gases fluorados de la (EU 517/2014) establece recortes masivos en las cantidades disponibles de HFC en la UE.

Si no se toman medidas rápidas para la sustitución de estos gases por otros de menor PCA, la industria del frío se ve abocada a una escalada sin fin del aumento de los precios, que ya se aprecia desde principios de 2017 con incrementos del 500% en gases como el R-404A, y a una escasez inmediata de estos fluidos y de las mezclas que los contienen.

Soluciones retirar los gases R-404A y R-507A

Las soluciones que aportan las Asociaciones europeas del frío son, además del cese del uso de estos refrigerantes de alto PCA, su sustitución por refrigerantes de menor PCA, especialmente si el equipo es propenso a fugas u otros fallos.

Por otro lado, la reducción de fugas, la reducción de la carga de refrigerante en los equipos cuanto sea posible y la recuperación, reciclado y, en su caso, destrucción de los refrigerantes. Este último punto, una gestión correcta de los fluidos es la mejor manera para luchar contra el mercado negro y proteger el medio ambiente.

AEFYT se ha unido a otras asociaciones europeas que demandan el cese inmediato del uso de los gases refrigerantes HFC, R404A y R507A.
Cuanto mayor es el potencial de calentamiento atmosférico de un HFC, mayor es la cantidad de toneladas de CO2 equivalente que representa 1 kg de refrigerante.

Una de las grandes preocupaciones de la industria es el actual estado del arte de la tecnología, que no se considera acorde con los plazos marcados por la Legislación. La industria del frío ha iniciado una carrera contrarreloj para poner el mercado las alternativas necesarias para sustituir el R-404A / R-507A en sistemas nuevos y existentes.

Éstas son numerosas pero sus propiedades, como producción frigorífica volumétrica, nivel de presión, inflamabilidad, toxicidad, etc. difieren significativamente de sus predecesores. La seguridad es más importante que nunca ya que muchas de las alternativas de los R-404A y R-507A son inflamables.

Escribe un nuevo comentario