Amoniaco como refrigerante: posibilidades de uso en Horeca

En este canal es, junto con el CO2, una de las soluciones utilizadas en estos momentos en sistemas de refrigeración en cascada

AEFYT destaca que es una opción eficiente

El amoniaco (NH3) es un refrigerante inorgánico de bajo Potencial de Calentamiento Atmosférico y con alta capacidad de refrigeración. Destaca por su eficiencia y es una opción sostenible de cara al futuro, en su aplicación, sobre todo, en grandes instalaciones industriales y en aplicaciones de conservación de alimentos.

El  adjunto a la Gerencia de la Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías (AEFYT), Félix Sanz,  explica que estas características «le convierten en una opción muy solvente en términos de eficiencia energética y bajas emisiones, siendo considerado un refrigerante natural».

Entre sus limitaciones, Sanz menciona la seguridad, ya que es «un gas tóxico». «Por ello es muy utilizado en sistemas de refrigeración industrial de baja carga, que no comprometen la eficiencia energética ni el coste de la instalación», señala.

Sin embargo, «recientes desarrollos con grandes avances en cuanto seguridad presentan al amoniaco como una solución en contextos industriales que precisan de cargas mayores. Los sistemas automáticos de control de fugas, entre otros, es una de las soluciones que aportan una garantía de seguridad», detalla al respecto.

Qué aplicaciones tiene como refrigerante?

Según explica este experto, el amoniaco se usa tanto en refrigeración industrial -con una alta tasa de uso desde hace ya tiempo en la industria alimentaria– como en refrigeración comercial, especialmente en sistemas en cascada en combinación con el CO2.

De forma minoritaria, también se observan desarrollos en cuanto a las mezclas posibles. Un caso es el R723 (60% amoniaco y 40% dimetil éter), que permite el uso de este fluido en aplicaciones de mediano y pequeño alcance.

Sus posibilidades de uso en Horeca

El adjunto a la Gerencia de AEFYT recuerda que el amoniaco ha sido tradicionalmente utilizado en la industria alimentaria por «sus altas capacidades de refrigeración».

En cuanto al Canal Horeca es, junto con el CO2, una de las soluciones utilizadas en estos momentos en sistemas de refrigeración en cascada.  Según indica, «el uso en hoteles o edificios se realiza con la instalación de grandes enfriadoras en los lugares no habitados como pueden ser las azoteas y la distribución del frio con circuitos hidráulicos a los locales de los edificios».

En torno a esta misma temática, AEFYT ha presentado el curso ‘Automatización de instalaciones industriales de amoniaco’, cuya primera edición tendrá lugar en Madrid los días 15 y 16 de mayo. De este modo, la Asociación aborda dos de las grandes tendencias de la refrigeración: la eficiencia del amoniaco junto con la necesidad de la automatización.

Escribe un nuevo comentario