Asofrío: “el control de gases fluorados afecta mucho a Horeca”

Lorena Hernández, Ingeniero Mecánico por la Universidad de Carlos III, con más siete años de experiencia en sistemas mecánicos de refrigeración, ejerce desde hace más de un año, como Responsable Técnico de Asofrío.

“Aconsejamos a Hostelería y Restauración solicitar asesoramiento a instaladores para usar las soluciones con neutralidad tecnológica”

Lorena Hernández es responsable técnico 

Asofrío es una central de compras y servicios de empresas instaladoras especializadas en los sectores de refrigeración, climatización y calefacción a nivel nacional. La asociación cuenta en la actualidad con 30 empresas asociadas que emplean a 1700 trabajadores y facturan en torno a los 200 millones de euros al año.

Desde 2002, su misión es contribuir a incrementar la competitividad y el nivel de diferenciación de sus socios prestando servicios de valor añadido, aprovechando las sinergias y economías de escalas.

Lorena Hernández, Ingeniero Mecánico por la Universidad de Carlos III, con más siete años de experiencia en sistemas mecánicos de refrigeración, ejerce desde hace más de un año, como Responsable Técnico de Asofrío.

P.- En primer lugar, háblenos un poco de Asofrío y su papel en el sector de las empresas de refrigeración, climatización y calefacción.

R.- Asofrío presta servicios, como asesoramiento técnico, de representación y de defensa de los intereses de sus socios en el sector, ofreciéndoles un valor añadido que les hace diferenciarse del resto de instaladores.

Nuestra misión es contribuir a incrementar la competitividad y el nivel de diferenciación de nuestros socios prestando servicios adicionales, aprovechando las sinergias y economías de escalas. A través de la unión afrontamos con mayor solidez la coyuntura cambiante del mercado.

Lorena Hernández en la jornada técnica de AEFYT sobre la ‘Solución a la crisis de los refrigerantes’.

P.- Recientemente Asofrío ha participado en la jornada técnica de AEFYT sobre la ‘Solución a la crisis de los refrigerantes’. ¿Cómo cree que esto afecta al canal Horeca en cuestión de instalaciones, impuestos y nuevos costes a soportar?

R.- El Reglamento (UE) Nº 517 / 2014 sobre gases fluorados de efecto invernadero, conocido como Reglamento F-Gas, tiene como objetivo la reducción de la emisión de estos gases a la atmósfera mediante un sistema de cuotas en su comercialización, que afecta directamente al canal Horeca, al utilizar equipos que contienen hidrofluorocarburos (HFC).

Los rigurosos plazos en él marcados, tanto en lo que respecta a prohibiciones en nueva instalación como en mantenimiento, están provocando incertidumbre en todo el sector.

Desde el usuario final de la instalación, que es quién ha de decidir en qué tipos de sistemas realizar sus inversiones, hasta los fabricantes a la hora de desarrollar su nuevo producto, sin olvidar al instalador como nexo imprescindible de unión entre ambos.

La disminución en la comercialización de HFCs, ha provocado el aumento de precio de refrigerante de manera exponencial, pero no es el único inconveniente al cual se enfrenta el usuario final, ya que unido a la falta de disponibilidad de ciertos productos, hace que la situación sea alarmante para todos.

Lorena Hernández, Ingeniero Mecánico por la Universidad de Carlos III, con más siete años de experiencia en sistemas mecánicos de refrigeración, ejerce desde hace más de un año, como Responsable Técnico de Asofrío.
“La información tecnológica, normativa y legal sobre gases refrigerantes se hace imprescindible a fabricantes, instalador y por supuesto, usuarios finales como las empresas hoteleras y de restauración.”

Esta excepcionalidad del mercado a nivel europeo, unida a la tasa impositiva a nivel nacional sobre determinadas sustancias que potencian el calentamiento de la capa de ozono, hacen que los costes a soportar tras una fuga de refrigerante sean muy elevados.

P.- En las jornadas se destacó mucho la figura de instalador, ¿qué papel tienen estos profesionales en las medidas que se están tomando sobre los gases refrigerantes?

R.- La reglamentación exigida hace que constantemente salgan al mercado nuevas soluciones y tecnologías. Para ser competitivos ante este escenario, el instalador debe responder de manera efectiva a los retos que nos encontramos en el sector.

Para ello, la mejor vía es la formación e información, así como el posicionamiento en la vanguardia tecnológica. Asofrío ofrece a sus miembros información sectorial, económica, normativa y legal con la finalidad de poder proporcionar el mejor asesoramiento técnico a su cliente.

Además, en nuestra búsqueda constante de la mejora continua del sector, y siempre con la defensa del instalador como bandera, pertenecemos a varias asociaciones sectoriales nacionales e internacionales como son AEFYT, ATECYR, CNI, AREA, y ANCECO.

P.- Las empresas hoteleras y de restauración actúan con muchos equipos de frío como cámaras comerciales, sistemas de climatización y calefacción, etc. ¿Qué medidas deben tomar ante la situación de la escasez de gases refrigerantes?

R.- La situación actual hace que el mercado de climatización y refrigeración esté cambiando a pasos agigantados. En este contexto, la información tecnológica, normativa y legal se hace imprescindible a todos los actores del sector: fabricantes, instalador y por supuesto, usuarios finales como las empresas hoteleras y de restauración, que son los finalmente optarán por una u otra solución.

La elección del usuario dependerá de distintos factores como son el grado de inversión, la búsqueda de eficiencia, flexibilidad y estrategia.

En este punto, la labor del instalador se hace esencial puesto que dispone de un profundo conocimiento de su cliente y de cada sistema en particular, pudiendo ofrecer desde un punto de vista objetivo y global la mejor solución a cada caso, ya que no está unido comercialmente a ninguna solución.

Por otro lado, es importante que el usuario de una instalación de climatización y refrigeración tenga como objetivo la reducción de fugas. Esto se conseguirá a partir del mantenimiento de los equipos, invirtiendo más en revisiones periódicas programadas y prestando atención a los puntos de la instalación propensos a fugas. Es decir, desarrollando una política de mantenimiento preventiva en lugar de correctiva.

Lorena Hernández, Ingeniero Mecánico por la Universidad de Carlos III, con más siete años de experiencia en sistemas mecánicos de refrigeración, ejerce desde hace más de un año, como Responsable Técnico de Asofrío.
La elección del usuario dependerá de distintos factores como son el grado de inversión, la búsqueda de eficiencia, flexibilidad y estrategia.

P.- ¿Qué valoración se hace desde Asofrío ante este problema sin precedentes y qué consejos lanzaría a empresas de hostelería, restauración organizada y grandes colectividades?

R.- El sector de climatización y refrigeración se encuentra en una constante evolución tecnológica, aspecto que consideramos positivo. Por ello, estar bien formado e informado se convierte en factor clave para enfrentar los nuevos retos ante los que nos encontramos y nos encontraremos en un futuro próximo.

Nuestro consejo a las empresas del sector Horeca es que soliciten asesoramiento a su instalador. La elección del mismo puede conllevar la garantía de éxito, ya que los instaladores utilizan todas las soluciones disponibles en el mercado con total neutralidad tecnológica.

Y con el único objetivo de garantizar el más alto nivel de confiabilidad, eficiencia energética y rentabilidad, proporcionando soluciones a medida, basadas en las necesidades específicas de los usuarios.

Por todo ello, Asofrío y sus socios ofrecen a sus clientes un servicio adaptado a sus necesidades, con la máxima imparcialidad y objetividad, con mejores niveles de calidad y garantías de servicio durante la instalación, puesta en marcha y, sobre todo, mantenimiento.

Escribe un nuevo comentario