Cómo servir un capuchino cada 10 segundos sin agobios

Su Bag-in-Box, de 4l de capacidad y que no necesita refrigeración, reduce la necesidad de almacenaje en el establecimiento

Lattiz ofrece leche emulsionada pulsando un botón

Una de las problemáticas del sector hostelero es satisfacer las puntas de demanda de la clientela sin llegar al agobio, que puede ser causa de problemas mayores. Y, esta situación se hace especialmente patente en el servicio de café. ¿Cómo se puede servir como un barista sin abandonar la rapidez? La tecnología llega en auxilio.

La clave es la leche emulsionada de calidad, y la compañía Lattiz ha desarrollado un dispositivo que consigue que el servicio se realice con calidad constante, pulsando sólo un botón, y dando como resultado que se pueden llegar a servir hasta seis capuchinos por minuto, uno cada 10 segundos.

Las ventajas son, según afirma la compañía comercializadora, que la máquina de café de Lattiz sirve la medida exacta de leche emulsionada, es higiénica en su servicio, reduce el almacenaje por su Bag-in-box y es sostenible por el poco residuo que ofrece.

Proceso de elaboración de Lattiz

La compañía concentra la leche de forma herméticamente estable, con la colaboración de sus partenaires. A continuación, es sometida a procesos de microfiltración y se crea un concentrado, al que se añaden minerales y azúcares perdidos en el proceso y el producto final se introduce en el Bag-in-Box, de 4l de capacidad y que no necesita refrigeración.

Al servirse en la máquina se mezcla con aire y agua caliente, resultando la leche caliente emulsionada, ofreciendo la máxima calidad de crema y garantizando consistencia servicio tras servicio. El gusto de la leche es entre fresca y UHT, con un 3% de grasa. Es decir, entre semidesnatada y entera.

Escribe un nuevo comentario