El frío huele a cedro japonés, canela y cítricos, según Daikin

Daikin desvela a qué huele el frío. Es una esencia que combina el aroma amaderado del cedro japonés con toques de canela y notas cítricas.

El 52% de los españoles asocia el frío con el olor de una chimenea y leña, mientras que un 28% de la población lo relaciona con la lluvia

La compañía consigue recrear su aroma

Daikin, con más de 90 años de experiencia en el sector de climatización, desvela a qué huele el frío: una combinación de aroma amaderado del cedro japonés con toques de canela y cítricos, que se funden con el ámbar y el sándalo.

La compañía ha creado la Esencia del frío, un aroma desarrollado por expertos perfumistas, teniendo en cuenta varios factores que representan al país de origen de la compañía. Así, ha apostado por un aroma que recupera la tradición del cedro japonés.

Daikin también ha trabajado en la creación de un vídeo que narra cómo se ha enfrentado el ser humano al calor a lo largo de la historia. Y es que, durante muchos años las personas han usado diferentes métodos para refrescarse con los sentidos, pero nadie nunca había conseguido crear un aroma que representase el frío.

Una esencia creada por todos

Para la creación de la esencia, también se han tenido en cuenta los datos obtenidos por una encuesta elaborada por Daikin, el 52% de los españoles asocian el frío con el olor de una chimenea y de la leña, mientras que un 28% la población lo asocia con el olor de la lluvia.

Pero a la hora de estudiar cómo se percibe el frío, Daikin no solo ha querido saber cómo huele, también ha averiguado con qué sonido y con qué imágenes lo identifican los españoles.

Asociaciones con lluvia y viento

De acuerdo con el estudio realizado por la compañía japonesa, el 52% de los españoles asocia el invierno con el sonido de la lluvia, mientras que un 21% lo hace con el sonido del viento. Le sigue de cerca el sonido que se produce al pisar la nieve con un porcentaje del 19%.

En lo que respecta a las imágenes con las que los españoles asocian el frío, un 48% lo hace con una montaña nevada y un 32% con la estampa de los charcos creados por la lluvia. Por su parte, un 16% identifica el invierno con una ciudad nevada.

Escribe un nuevo comentario