Día Mundial del Agua: un buen refrigerante natural

En el Día Mundial del Agua, la asociación AEFYT quiere recordar que se trata de un buen refrigerante natural que contribuye a la sostenibilidad.

El Grupo de Fabricantes de Equipos de Enfriamiento Evaporativo de la asociación incideen la seguridad que ofrecen estos equipos

AEFYT lo reivindica aprovechando esta fecha

El Grupo de Fabricantes de Equipos de Enfriamiento Evaporativo de la Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías (AEFYT), aprovecha la celebración del Día Mundial del Agua para llamar la atención sobre el uso del agua como refrigerante natural.

Este año, el Día Mundial del Agua, que se celebra el 22 de marzo, tiene por lema ‘No dejar a nadie atrás’, en línea con los objetivos establecidos por la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible: todo el mundo debe beneficiarse del progreso del desarrollo sostenible.

Instituido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993, el Día Mundial del Agua conmemora a este recurso natural como un elemento esencial para la vida y como denominador común de todos los retos del desarrollo sostenible. Esta celebración ofrece un marco de discusión ideal a los países miembros para debatir sobre la gestión y conservación de los recursos hídricos.

En este contexto, hay que destacar la utilización responsable y sostenible que la refrigeración evaporativa realiza de este recurso natural. Las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos mejoran de la eficiencia energética y garantizan la sostenibilidad medioambiental y económica, así como la reutilización segura del agua.

Su principio de funcionamiento constituye una tecnología limpia y respetuosa con el medio ambiente, en la medida que se emplea el agua como refrigerante, un elemento natural que no aporta emisiones de CO2. Se favorece, de este modo, tanto la reducción de su consumo y como su aprovechamiento eficaz:

Así funciona el agua como refrigerante natural

  • En estos equipos una pequeña cantidad del agua en recirculación se evapora y otra se evacúa para evitar la concentración de sales.
  • Las mejoras de carácter tecnológico permiten considerar que el fenómeno de arrastre, con los separadores de alta eficiencia puestos en el mercado, puede significar entre un 0,01% y un 0,002% (en ciertos modelos) del caudal de agua en recirculación, la cantidad de agua que pudiera llegar a perderse en el arrastre viene a ser entre 20 y 100 veces menor que el agua evaporada y hasta quinientas menor en algunos modelos de torres.
  • La cantidad de agua pérdida por arrastre no es significativa y la salida de aerosoles no tiene importancia práctica si se siguen las normas en cuanto a la calidad de los separadores de gotas y el correcto montaje y mantenimiento del equipo.

Escribe un nuevo comentario