Entra en vigor la última fase de la directiva ErP de eficiencia

Hoy ha entrado en vigor el tercer y último escalón de la Directiva ErP. Se limitan las emisiones de NOx para calderas de gas.

Terminan los cambios legislativos que afectan al mercado de los equipos productores de calor, calderas y agua caliente sanitaria

Se limitan las emisiones de NOx para calderas de gas

Hoy ha entrado en vigor el tercer y último escalón de la Directiva ErP (Directiva Europea Ecodesign). De esta forma, terminan los cambios legislativos del mercado para los equipos productores de calor, calderas y depósitos de agua caliente sanitaria que establecen los requerimientos de los productos fabricados o importados por la Unión Europea, para  poder obtener la denominación CE.

Así, desde el 26 de septiembre de 2018 es obligatorio el cumplimiento de los requisitos de emisiones máximas de óxidos de nitrógeno (NOx) de 56  mg/kW/h para las calderas de gas, que serán las que se utilicen para calefacción, o las mixtas, es decir, las que proporcionan agua caliente sanitaria instantánea y calefacción.

Además, también será obligatorio el cumplimiento del tercer escalón de mínima eficiencia sólo para perfiles de consumo de XXL-4XL y de los requerimientos de NOx de 56 mg/kWH para calentadores de agua a gas.

De este modo, los generadores de calor que no cumplan con las exigencias de NOx no podrán obtener el marcado CE y, por lo tanto, no podrán ponerse en el mercado.

Directiva ErP de 2015 a hoy

La directiva ErP se ha puesto en marcha en tres fases. Las dos primeras entraron en vigor en 2015 y 2017 respectivamente. La nueva normativa se ha creado por un motivo principalmente medioambiental, buscando una eficiencia energética que no agote nuestros recursos energéticos y contamine lo mínimo.

El 26 de septiembre de 2015 entró en vigor el primer escalón del requerimiento de eficiencia y nivel sonoro sólo para bombas de calor. Además, también entró en vigor el etiquetado obligatorio de estos productos y las clasificaciones energéticas (ELD).

Dos años más tarde, el 26 de septiembre de 2017 se comenzó a aplicar la obligatoriedad del segundo escalón de los requisitos de eficiencia y nivel sonoro. La normativa ErP se aplicó a las bombas de calor, calderas y cogeneración. También es obligatorio el cumplimiento del segundo escalón de requisitos de eficiencia y, en lo referente a la normativa ELD, pasa a ser obligatorio el etiquetado de A+ a F de los productos y hasta A+++ de los sistemas.

Actualmente, el 50 % de la energía consumida en Europa es importada y las previsiones apuntan a que, para 2030, esa dependencia sea del 70 %. Es por esto que tienen que haber cambios en este tipo de artículos que consumen más energía para que sean más eficientes.

Escribe un nuevo comentario