Iberostar pone calefacción en sus piscinas descubiertas

La cadena Iberostar ha dotado de calefacción a las piscinas descubiertas del Hotel Iberostar Playa de Palma para reducir sus emisiones de CO2.

El recientemente reformado Hotel Iberostar Playa Palma, un edificio de los años 70, ha incorporado múltiples aspectos de eficiencia

Usa biomasa para reducir su huella de carbono

El grupo Iberostar ha puesto en marcha una iniciativa de eficiencia energética ligada a la reducción de su huella de carbono, mediante la integración de sistemas de calefacción en piscinas descubiertas en el Hotel Iberostar Playa de Palma.

Este establecimiento mallorquín recientemente reformado cuenta con dos piscinas descubiertas que, para mayor confort de los huéspedes, se mantienen a una temperatura constante todo el año, según detalló la cadena hotelera.

Para la calefacción de estas piscinas se descartó recurrir a bombas de calor porque funcionan a partir de electricidad, así como de paneles solares por falta de espacio. En cambio, optó por el sistema modular BioBox, que viene totalmente premontado con calderas Froling.

“Esta unidad de fácil y rápida instalación nos pareció la mejor opción tecnológica y además cumple nuestros criterios de sostenibilidad” indicó Colau Vallori, Responsable de mantenimiento y Servicios Generales de Iberostar.

Biomasa, un combustible asequible

Se trata de calderas de biomasa suministradas por AdiosCO2, que se eligieron en parte por ser un combustible con un precio estable que prácticamente se ha mantenido inalterable desde hace más de diez años -según datos del IDAE– y no se prevén subidas.

Esta iniciativa tendrá continuidad: “paulatinamente estamos sustituyendo en nuestros hoteles las calderas de combustibles fósiles por sistemas sostenibles como las calderas de biomasa”, afirmó Soraya Romero, Responsable de Sostenibilidad de Iberostar.

Piscinas descubiertas y otras instalaciones

Por su parte, David Poveda, gerente de AdiosCO2, confirmó que está creciendo el interés del sector hotelero por reducir su huella de carbono. Desde el año 2000, su empresa ha realizado más de 40 instalaciones en hoteles, campings, balnearios y turismos rurales en Canarias, Baleares y en la Península.

A ello, cabe agregar que también ha realizado cientos de instalaciones en hospitales, geriátricos, escuelas e incluso sistemas centralizados para varios edificios. Es una respuesta al hecho de que la electricidad en España es de las más caras de Europa y se dan grandes variaciones en su precio.

Escribe un nuevo comentario