Mitsubishi Electric presenta su Hybrid City Multi con R32

Mitsubishi Electric ha presentado su nuevo Hybrid City Multi (HVRF), el primer sistema de climatización que utiliza R32 y agua como fluido caloportador.

La firma muestra el primer sistema de climatización híbrido VRF-Agua, con transporte de calor mixto por refrigerante y agua

Ofrece un control estable de temperatura del aire

Mitsubishi Electric ha presentado su nuevo Hybrid City Multi (HVRF), el primer sistema de la climatización que utiliza refrigerante R32 y agua como fluido caloportador, combinando la alta eficiencia, el fácil diseño y la adaptabilidad de instalación de los sistemas VRF con el máximo confort de los sistemas de agua.

La firma japonesa aprovechó la feria C&R 2019 para dar a conocer sus últimas novedades en todas sus gamas de la mano del ex-entrenador de la Selección Española de Futbol, Vicente del Bosque que inauguró el stand.

En el acto estuvieron presentes, además de clientes y una representación de todos los empleados de Mitsubishi  Electric, el presidente, Masami Kusano, y el director general de la División de Aire Acondicionado, Pedro Ruiz.

El sistema Hybrid City Multi ofrece un control estable de la temperatura del aire en las unidades terminales de agua, sin refrigerante en los espacios ocupados, cumpliendo la normativa europea de seguridad en instalaciones frigoríficas EN-378 y eliminando la necesidad de instalar detectores de fuga.

 Sus principales prestaciones

  • Eficiencia y ahorro de refrigerante, puesto que los sistemas HVRF utilizan menos volumen de refrigerante que un VRF convencional, con una reducción del mismo que puede llegar hasta el 52%, utilizando agua entre el controlador HBC y las unidades interiores, lo que conlleva más beneficio económico y menos emisiones de CO2.
  • Flexibilidad y adaptabilidad en el mínimo espacio de instalación, ya que hablamos de un sistema descentralizado, y adaptable a cualquier tipo y uso de edificio, con un diseño flexible hasta 50 interiores y 4 controladores HBC por sistema.
  • Menores costes de instalación, menores tiempos de descarche (tan solo 5 minutos), con unidades más silenciosas y con temperaturas de impulsión más suaves, favoreciendo el  máximo confort.
  • Sistema plug & play, fácil diseño e instalación como un VRF convencional. Todos los componentes de regulación del agua en el controlador HBC.

Escribe un nuevo comentario