Torres de refrigeración: libres de legionella en 2018

El Grupo de Refrigeración Evaporativa de AEFYT considera que las torres de refrigeración no se vieron afectadas por brotes de legionella en 2018.

Detección exhaustiva del origen de los brotes y transparencia informativa, principales demandas de la patronal

AEFYT atribuye al agua de red los casos registrados

«Por tercer año consecutivo, no se ha establecido relación alguna entre los brotes de legionella registrados en 2018 y las torres de refrigeración y equipos de condensación evaporativa», afirma el Grupo de Refrigeración Evaporativa de la Asociación Española del Frío y sus Tecnologías (AEFYT).

Según precisa esta división de la patronal en un comunicado, las inspecciones llevadas a cabo por las autoridades sanitarias en instalaciones de riesgo próximas a los lugares en los que se han producido brotes y las investigaciones de carácter ambiental y epidemiológico efectuadas «han puesto de manifiesto la no existencia de una vinculación entre los focos y este tipo de equipos».

Estas circunstancias «ponen de manifiesto que, en España,las instalaciones de refrigeración evaporativa no son el principal problema en la aparición de casos de legionella, por lo que resulta necesario seguir investigando los factores condicionantes y epidemiológicos que provocan dichos casos», resalta.

El Grupo de Refrigeración Evaporativa ha incidido en los últimos años en cómo las colonias virulentas de ‘Legionella Pneumophila’ acceden a cualquier lugar con cierta concentración de agua a través de la red, por lo que el control de su origen es fundamental para evitar los brotes, instando a las autoridades sanitarias a realizar un exhaustivo control de la red de suministro de agua.

Controles exhaustivos

Otro argumento esgrimidos por AEFYT desde hace años se basa en la necesidad de incidir en el resto de instalaciones de riesgo -nebulizadores, fuentes, spas, instalaciones de agua caliente sanitaria-, que deben someterse a exhaustivos controles del mismo modo que viene ocurriendo desde hace años con las torres de refrigeración evaporativa. Un campo donde fabricantes, instaladores y titulares de las instalaciones «han realizado un importante esfuerzo por favorecer la seguridad de esta tecnología», subraya.

AEFYT considera seguros los equipos de refrigeración evaporativa siempre que se realice un adecuado mantenimiento.

«Las autoridades sanitarias, en consecuencia, parecen haber dejado de apuntar exclusivamente a los equipos de refrigeración evaporativa como causantes de los brotes, comenzando a considerar el resto de instalaciones de riesgo y adoptando medidas más apropiadas frente al problema», detallan desde la patronal sectorial.

El Grupo de Refrigeración Evaporativa realiza una valoración «altamente positiva» de la seguridad de estos equipos. Y recuerda que torres y condensadores evaporativos son completamente seguros con un sencillo mantenimiento, tal y como establece el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se fijan los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis.

Brotes destacados en 2018

  • Julio, Vitoria-Gasteiz (Álava): se produjo en el complejo deportivo del Baskonia Bakh, las investigaciones epidemiológicas pusieron de manifiesto que el origen del mismo estaba en el agua caliente sanitaria y en el spa del centro.
  • Agosto, Vila-real (Castellón): los protocolos de control se activaron en torno a la red de agua, los sistemas de riego y las fuentes ornamentales.
  • Agosto, L’Hospitalet (Barcelona): aunque las investigaciones epidemiológicas y ambientales han contemplado las torres de refrigeración, AEFYT señala que las actuaciones de prevención también se han extendido al resto de instalaciones de riesgo, como los sistemas de riesgo o las fuentes ornamentales.

Escribe un nuevo comentario