Nuevas tendencias en vinotecas y armarios refrigerados

La elección de estos equipamientos dependerá de las necesidades de almacenamiento y estética de cada negocio de hostelería

Diseños que se integran en la decoración de cada local

Las nuevas tendencias en vinotecas o armarios refrigerados tienen en cuenta la capacidad, la temperatura y la eficiencia energética. La elección de uno u otro dependerá de las necesidades de almacenamiento y estética de cada negocio.

Además, existen otros aspectos que también son esenciales a la hora de escoger este tipo de equipamiento: la carta de vinos, el tipo de referencias, el espacio disponible en el negocio y el presupuesto

La Sommelière, firma internacional especializada en vinotecas, considera fundamental tener en cuenta el número de referencias de la carta de vino por el número de botellas de cada referencia. “Esto determina el tamaño que necesitamos”.

El número de referencias de tintos, blancos, cavas y champanes, “que nos determina elegir vinotecas monotemperatura o multitemperatura” y también “nos puede determinar el número de bandejas necesarias para organizar el vino”.

Armarios refrigerados

Finalmente, dos aspectos claves: el espacio disponible en el local y el presupuesto. En este sentido, el portal especializado Hostelería 10 destaca que tan importante es elegir el sistema de refrigeración de la vinoteca y la distribución de la temperatura en su interior, como su diseño y ubicación en el establecimiento, un restaurante, bar o negocio de hostelería.

“Las vinotecas murales o centrales son la mejor opción para espacios amplios que necesiten un mayor almacenamiento y en los que la exposición de las botellas sea un elemento decorativo más del local“, afirma.

Las nuevas tendencias

En la actualidad, el diseño ha hecho de ambos equipamientos elegantes electrodomésticos que pueden ser integrados en la decoración de los locales.

La Sommelière señala, entre las nuevas tendencias, los modelos de gran capacidad y multitemperatura, “de forma que podamos disponer de los espacios más adecuados para las distintas referencias con una mayor comodidad de organización”.

En cuanto a sostenibilidad, la mayor eficiencia energética, también va siendo una característica demandada, “aunque en este tipo de equipo, al disponer de una superficie acristalada enorme, la fuga energética es mucho mayor que en los de puertas opacas como, por ejemplo, nuestros frigoríficos; pero se está mejorando técnicamente este apartado”.

Y la última: el vino pedido por copas se empieza a servir con modernos dispensadores de vino. “Con ellos, nos garantizamos el perfecto servicio del vino y que no se oxide en la botella abierta, gracias a la técnica de conservación con gases inertes”.

Imágenes:La Sommelière

Escribe un nuevo comentario