Vinotecas: temperatura, luz y humedad correctas

Las vinotecas y los armarios refrigerados son una buena solución para los negocios de restauración.

También, el tenerlos en un lugar visible, ayuda a los negocios de restauración a la venta de las botellas seleccionadas

Una buena opción para la conservación del vino

El vino es materia viva, según los enólogos, y puede verse afectado por diversos factores como la luz solar, la temperatura ambiente o vibraciones, entre los principales. Las vinotecas y los armarios refrigerados son, por tanto, una buena solución para los negocios de restauración.

Todo establecimiento que sirva vino ha de garantizar todas sus propiedades y sabores intactos y, para ello, los caldos han de ser expuestos, conservados y envejecidos en condiciones óptimas.

Los expertos del portal especializado Hostelería 10, destacan que, dentro de las opciones que existen para la conservación del vino de manera artificial, la primera son las vinotecas y los armarios refrigerados.

“Ambos equipamientos permiten una buena conservación del vino y son una opción acertada para la hostelería en cuanto a la temperatura, luz y humedad”, explican.

Vinotecas, ayuda a la venta de vinos

La Sommelière, firma internacional especializada en vinotecas, explica que es imprescindible que los vinos estén conservados a la temperatura adecuada, con la humedad correcta, sin olores a su alrededor, sin estar expuestos a los rayos ultra violeta de la luz solar, estables y sin vibraciones.

Por otra parte, al momento de servirlos, “los vinos deben estar a la temperatura correcta para su degustación”.

Agregan que, además, “al asegurar al consumidor todos los atributos y condiciones mencionadas con el uso de una vinoteca, acrecienta su confianza en el restaurador. También, el tenerlos en un lugar visible, “ayuda a los restaurantes a la venta de sus vinos seleccionados”.

Escribe un nuevo comentario