Diario 872 08.12.2019 | 14:17
Proveedores Hosteltur: Informativo Canal Horeca.

Sábanas perfectas para el hotel: algodón peinado T200

10 enero, 2017 (13:45:21)

Los accesorios textiles deben coordinarse para conseguir incrementar la distinción al tiempo que se garantiza un buen descanso

Expertos coinciden en que la cama debe ser confortable

La cama es por antonomasia el elemento principal de la habitación de un hotel y relacionado con ella hay que hablar de estética y confortabilidad, siendo esto último un concepto en el que coinciden todos los expertos del sector. Además de contar con unas sábanas perfectas, hay que sumar otros accesorios textiles que deben coordinarse para incrementar la distinción y un buen descanso.

Para Félix Martí, director general de Resuinsa, “el textil esencial o el elemento común que perdura, sea cual sea la época del año, ha de ser el de la confortabilidad, trabajando con los acabados y las texturas”. Y para conseguirlo están los diferentes elementos que componen y visten la cama, destacando, por encima de todos, las sábanas, ya que “es el que está mayor tiempo en contacto con la piel de los clientes”.

Según, Ana Díaz-Toledo, gerente del Grupo Toledo, generalmente el hotelero se decanta por sábanas de 50/50 con construcciones de 30 hilos pero siempre hay quien exige un mayor confort para el huésped y entonces solicita 100% algodón, siendo éste “introducido masivamente en las grandes cadenas hoteleras”.

Sistema anglosajón

Díaz-Toledo reconoce que la calidad de las sábanas es quizás lo que más ha cambiado últimamente, disparándose el consumo de los famosos T200 en algodón peinado, es decir, sábanas de 200 hilos (por pulgada cuadrada). “Hemos adoptado el sistema anglosajón a la hora de hablar de esta calidad más alta”, aclara.

La explicación de dicha demanda creciente en los hoteles de mayor categoría es porque “al llevar más hilos, hace que la sábana sea mucho más resistente a lo largo del tiempo y siempre se busca la mayor rentabilidad del producto”. Este detalle las adentre en el concepto de sábanas perfectas.

Como novedad, Resuinsa ha lanzado las llamadas 'Fresh Sateen', unas sábanas perfectas para el hotel por su característico acabado, que recupera la sensación de frescura de las sábanas lavadas y planchadas a mano. En cuanto a mostrar el logotipo, éste “ya está pasando a un segundo plano”, afirman desde la empresa valenciana.

Sábanas perfectas y almohadas cómodas

“Ahora el reconocimiento de un hotel y sus textiles ya no se asocia a un logo sino a las formas y las texturas de las sábanas en las que te has envuelto, la comodidad de las almohadas en las que has descansado, en la forma de disponer los almohadones, en el olor a limpio… En definitiva, toda una serie de elementos comunes que el cliente puede reconocer”.

Así es. La cama precisa de otros componentes indispensables, como el topper, que eleva el confort del colchón; las almohadas y cuadrantes en distintos tamaños; los cojines decorativos; y las colchas o, más preferentemente, las fundas nórdicas sobre las que descansa a la altura de los pies, el plaid.

“Cada vez empleamos más elementos textiles cuyo objetivo es hacer agradable la cama como símbolo de bienestar para los clientes”, opina Martí. Para Beatriz Gancedo, directora de Marketing y Comunicación de Gancedo, todos estos elementos decorativos aportan “una imagen de confortabilidad y limpieza porque son piezas que se retiran de la cama por las noches y protegen las sábanas durante el día”.

Protector de poliuretano

Por su parte, desde el Grupo Toledo destacan el papel del protector que “después de años de lucha, poco a poco se ha ido sustituyendo el famoso protector de PVC que al final siempre hacía ruido y daba calor, por el de poliuretano que es 100% impermeable pero transpirable, lo que proporciona un mayor confort a la hora de dormir”.

También, dicen, se ha empezado a introducir dicho protector para las almohadas, “alargando la vida de las mismas al no tener que lavarlas tanto”. En Gancedo quieren destacar, por su parte, la importancia del cabecero dentro del conjunto de elementos que visten la cama, “muy de moda actualmente, de techo a suelo y realizados con diseños geométricos y acolchados.

Para ello se utilizan polipieles o tejidos de PVC sintéticos que tienen muy fácil mantenimiento”. Bien es cierto que aunque la cama es el centro del dormitorio, no es un elemento aislado y debe coordinarse con el resto de la decoración del mismo. Y hay que tener claro “no solo las telas, sino también la forma de confeccionarlas”, recomiendan desde Gancedo.

En busca de la exclusividad

Porque a mayor categoría, se ha de estudiar más el aspecto estético, “mezclando distintos diseños o bien distintas texturas dentro de la misma habitación”, declara Beatriz Gancedo. Además, “a la hora de buscar exclusividad y distinción, es muy conveniente dar toques personales a las habitaciones de los hoteles”.

La estética y el confort son de suma importancia en los textiles que visten la cama y, en general, el dormitorio de un hotel, pero la calidad de los tejidos es fundamental. Y ahí juega un papel clave la innovación. “Una buena inversión en textiles de calidad para los hoteles es una apuesta segura y de futuro.

En este terreno, lo barato sale caro. Y la renovación de los textiles dependerá mucho de su calidad, porque no todos están capacitados para resistir los lavados industriales”. Los hoteleros cada vez más están valorando esta inversión que realizan las empresas textiles ya que repercute en sus beneficios.

Lavado industrial sin desgaste

Así, Resuinsa cuenta con un certificado de “textiles aptos para el lavado industrial” gracias a un proceso muy agresivo que produce un elevado desgaste de la prenda. Y la calidad lleva implícita la seguridad y hoy en día la normativa está muy clara y por ello se exige en todos los establecimientos hoteleros el uso de tejidos ignífugos perfectamente certificados.

¿Qué sucede? Que la gran demanda de estos tejidos ha hecho evolucionar mucho a los fabricantes y en estos momentos existen muchos ignífugos que ya no muestran ese antiestético brillo de las primeras propuestas. Ahora hay ignífugos que, incluso, imitan texturas como el lino, por ejemplo, con texturas muy agradables y diseños que resultan actuales.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Proveedores Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.