6 cosas que hay que hacer cuando se detecta una plaga

Rentokil Initial apuesta por la digitalización de cara al futuro

Las empresas de Hostelería siempre tienen riesgo de ser víctimas de una plaga, por eso, conviene saber cómo hay que actuar en esos casos

Insectos, roedores y legionella son las más dañinas

Los insectos y los roedores son los comensales menos bienvenidos en un restaurante y los huéspedes menos esperados en un hotel. Pero, tristemente, son un problema que hay que acometer, como también los son otros enemigos más invisibles, como es el caso de la legionella, que también forma parte del grupo de las más dañinas.

Por tanto, está claro que cualquier establecimiento puede ser víctima de una plaga. Incluso aunque haya adoptado las medidas preventivas oportunas, nunca se está del todo a salvo. Hay factores climáticos y sociales que pueden llevar a una proliferación de riesgos

Los expertos, que conocen bien este problema y saben los riesgos de salud y hasta de imagen que conlleva para un establecimiento hostelero, ya sea restaurante u hotel, ofrecen una serie de consejos para encarar el problema. El primero, una actitud adecuada…

  • 1.- Ante todo, conservar la calma e intentar que los clientes no lleguen a ser conscientes del problema.
  • 2.- Contactar con una empresa especializada que provea de soluciones adecuadas y cobertura.
  • 3.- Aumentar los niveles de higiene de las instalaciones, siempre que sea posible. En especial, las que se vean más afectadas.
  • 4.- En un hotel, si se han visto afectadas habitaciones, no utilizarlas para hospedar a huéspedes hasta que se solucione el problema.
  • 5.- A partir de que se elimine la plaga, vigilar de forma especial todas las mercancías que entran en el edificio, por ejemplo, pallets de alimentos.
  • 6.- Formar al personal para detectar las plagas en sus inicios, esto evitará que se repitan crisis de este tipo.

Escribe un nuevo comentario