El brote de legionella de Mallorca pudo no empezar en un hotel

El brote de legionella detectado en la zona turística de Palmanova, en Mallorca, pudo no originarse en un hotel, según la hipótesis que baraja Salud.

La principal hipótesis de salud es que se originó en una actividad turística, dado que todos los afectados son turistas y no residentes

Salud cierra fuentes, aspersores y duchas en Palmanova

El brote de legionella detectado en la localidad costera de Palmanova, en el municipio de Calvià (Mallorca), que ya ha afectado a un total de 22 turistas, de los que uno ha fallecido, pudo no originarse en un hotel sino en alguna instalación con agua de la zona.

La hipótesis que cobra fuerza es que el foco del brote se sitúa fuera de los hoteles“, explicaron a Proveedores Hosteltur desde la Conselleria de Salud del Govern Balear, que está llevando a cabo inspecciones y diversas pruebas para desvelar el origen del contagio, aún desconocido.

Por el momento, las investigaciones apuntan en la dirección de que el foco se localiza “seguramente en una actividad turística, dado que todos -los afectados- eran turistas y no residentes de Palmanova”, que es uno de los núcleos turísticos más importantes de la isla.

De hecho, la circunstancia de que, en total, se hallasen hospedados en siete hoteles, e incluso en un caso en un apartamento particular, “hace pensar que el foco está fuera de los establecimientos” de alojamiento turístico, indican las citadas fuentes.

Medidas preventivas

Y, mientras continúan los esfuerzos para desvelar dónde se originó el brote de legionella y atajarlo, se han tomado una serie de medidas profilácticas, que incluyen la clausura temporal de fuentes ornamentales de Palmanova, así como sistemas de riego por aspersión y duchas de playa.

Cabe señalar que hasta ahora se han producido 22 notificaciones de contagio de legionella correspondientes a turistas que se hospedaron en los últimos meses en esa zona turística, siendo británicos en la mayoría de casos. Uno de los afectados, de avanzada edad, falleció en Mallorca.

Además, dos de las analíticas llevadas a cabo en hoteles dieron positivo, aunque desde el departamento de Salud balear precisan, a este respecto, que “se puede tener legionella en un grifo y no ser el foco del contagio“, ya que se trata de una bacteria con la que convivimos habitualmente.

Brote de legionella en estudio

Por el momento, las autoridades isleñas aguardan los resultados de los cultivos enviados al área de Microbiología del Hospital Carlos III de Madrid, que tardan 15 días en desarrollarse y, previsiblemente, contribuirán de forma definitiva a desvelar la cepa original del contagio.

A todas estas medidas, se suman las que han sido adoptadas voluntariamente por los hoteles de Palmanova, que incluyen clorar sus aguas, y otras iniciativas emprendidas bajo la supervisión de empresas especializadas que tienen contratadas.

Cabe precisar que todas las actuaciones que se desarrollan en relación a este brote de legionella se están coordinando entre las consellerias de Salud y de Turismo, el Ayuntamiento de Calvià y la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM).

Escribe un nuevo comentario