Cocinas comerciales: norma UNE 23510 sobre extinción

Carlos Pérez, experto en extinción de incendios de Tecnifuego-AESPI, habla sobre la aplicación en cocinas comerciales de la nueva norma UNE 23510.

Indica que se debe actuar simultáneamente sobre todos los elementos de la cocina que se encuentran bajo una misma campana

Para Tecnifuego-AESPI aborda su seguridad de forma global

La norma UNE 23510 de sistemas de extinción de incendios en cocinas comerciales, publicada el pasado 14 de julio, y desarrollada con el objetivo de establecer una base común de protección de las cocinas comerciales, las que se encuentran en restaurantes, hoteles u hospitales.

El texto normativo ha sido elaborado por la Asociación Española de Normalización (UNE) a través del Comité Técnico de Normalización CTN 23, especializado en seguridad contra incendios y del que la Asociación Española de Sociedades de Protección Contra Incendios (Tecnifuego-AESPI) ocupa la secretaría técnica.

Según Carlos Pérez, coordinador del Comité de Sistemas Fijos de Tecnifuego-AESPI, “la publicación de la norma UNE-23510 introduce en el mercado español un marco normativo con los requisitos mínimos para realizar el diseño, instalación y mantenimiento de los sistemas fijos automáticos de extinción de incendios destinados a la protección de las cocinas comerciales, el cual es aplicable a cualquier sistema de extinción de incendios”, informa FELAC Innova.

Y, a pesar de que “había diversos documentos técnicos que trataban la protección de las cocinas comerciales, hasta ahora no existía una norma española que abordase este asunto de manera global“, añadió.

El marco legislativo actual para las cocinas comerciales en materia de seguridad contra incendios es, por una parte, el Código Técnico de la Edificación (CTE) respecto a los usos que requieren protección contra incendios.

Por otra parte, el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI) en cuanto a los requisitos que deben cumplir los diferentes tipos de sistemas de protección contra incendios, y las empresas que los instalan y mantienen. En este sentido,” la publicación de la norma no implica un cambio legislativo”, afirmó Carlos Pérez.

La norma UNE 23510, de aplicación voluntaria, está dirigida a la protección del riesgo, independientemente de cuál sea la tipología del sistema de extinción utilizado.

Pérez destacó otra cuestión relevante: “La norma dice que, para una protección correcta, se debe actuar de manera simultánea en todos los elementos de la cocina que se encuentran bajo una misma campana y sobre ella misma para evitar la propagación del incendio”. Así, la protección del riesgo incluye tanto los aparatos de cocina como la campana, el plénum y los conductos de extracción.

Protocolos de extinción en cocinas comerciales

Otro aspecto donde el experto de Tecnifuego-AESPI puso el acento es en la inclusión de protocolos de extinción, “ya que son los que determinan los parámetros de uso que deben utilizarse en la configuración de los sistemas de extinción de incendios”, precisó.

Consultado sobre la maquinaria de hostelería, Carlos Pérez respondió que la norma no habla de ésta como tal, y solo se centra “en las condiciones que debe cumplir el sistema de extinción para aquellos equipos y aparatos relacionados con la cocción y la extracción de humos susceptibles de desarrollar un incendio”, precisó.

Reacción de los fabricantes de extractores de humos 

La publicación de la UNE 23510 ha tenido una respuesta positiva por parte de los fabricantes de sistemas de extracción de humos para cocinas comerciales que distribuyen sistemas de extinción de incendios.

A modo de ejemplo, Luis Jofresa, gerente de Luis Capdevila, manifestó que “la norma nos parece conveniente, ya que a partir de ahora la calidad del sistema contra incendios va a pasar a un primer plano” en materia de seguridad.

Una opinión compartida por Jordi Morgui, gerente de Morgui Clima, quien manifiestó que la norma asegurará la efectividad de todos los sistemas contra incendios que se comercializan, “ya que también estarán obligados a un mayor control bajo certificaciones aún más exigentes”, precisó.

Escribe un nuevo comentario