Gimnasios en hoteles, un valor en alza para el turismo

La incorporación de gimnasios en los hoteles está cobrando cada vez más demanda

Una equipación correcta, a la altura del establecimiento, y las nuevas tendencias en fitness virtual, entre las principales demandas

El movimiento wellness incrementa en el sector hotelero

En la actualidad, el turismo wellness está adquiriendo una gran importancia a la hora de efectuar las reservas, tanto vacacionales como de trabajo, en establecimientos hoteleros. Cada vez son más los huéspedes que tienen en cuenta las ofertas de bienestar así como, el centro fitness que las instalaciones le puedan proporcionar, antes que otro tipo de servicios.

En este sentido, el movimiento por el bienestar y la salud ha visto incrementada su demanda recayendo en el ámbito hotelero, como uno de los valores añadidos mejor considerados por un público que le gusta seguir manteniéndose en forma, aún cuando está fuera por motivos de trabajo ó por vacaciones.

La condición física de las personas es un factor a valorar en todo momento y también, mientras se está fuera de casa o lejos del gimnasio dónde se acude habitualmente.

Equipos a la altura del hotel

El buen posicionamiento del fitness, como factor que un futuro huésped tiene en cuenta a la hora de escoger un hotel u otro, ha hecho que muchos hoteles hayan implementado, entre sus instalaciones, salas con máquinas de gimnasia para ofrecer una experiencia adicional.

Clara Aguiló, Bussiness Development and Sales Manager de la empresa Life Fitness Iberia señala que “el gimnasio de un hotel es una tendencia global en expansión. Para quienes buscan un hotel, contar con un espacio para el entrenamiento se ha convertido ya en el tercer factor de decisión más determinante después del precio y la ubicación”.

La incorporación de gimnasios en los hoteles está cobrando cada vez más demanda
Muchos hoteles han implementado, entre sus instalaciones, salas con máquinas de gimnasia para ofrecer una experiencia adicional

En este sentido, César Valcárcel Torres, gerente de Fit4Life opina que “el cliente del hotel valora principalmente tener unos equipos de fitness al mismo nivel de los que tiene en su centro de fitness habitual. Por esta razón, los hoteles necesitan un equipamiento de fitness a la altura del estándar del resto de instalaciones del hotel”.

La equipación correcta

Está claro que continuar el entrenamiento a pesar de estar de viaje ha despertado una gran demanda en el sector hotelero. Una vez decidida la puesta en marcha del gimnasio en el hotel, hay que tener claro desde el principio la adquisición de máquinas de fitness de máxima calidad y que se adapten a los objetivos a conseguir, así como, al espacio destinado a este servicio.

Un área de 50m² ya sería suficiente para poder montar una zona fitness en condiciones.

Por un lado, para una equipación correcta se debe contar con un área de cardio equipada con dos cintas de correr como mínimo, bicicletas de ciclo indoor y una máquina elíptica. César Valcárcel de Fit4Life incide que “se va sustituyendo la multi-estación de gama baja por máquinas de fuerza individuales”.

La incorporación de gimnasios en los hoteles está cobrando cada vez más demanda
Life Fitness Iberia señala que “el gimnasio de un hotel es una tendencia global en expansión”

Por otro lado, también se tiene que contar con una zona de musculación, con una máquina multifunción, un banco de peso libre y un mancuernero. Por su parte Clara Aguiló recalca que “desde Life Fitness apuestan por equipos fáciles de mover, para que a la hora de reubicar un equipo se pueda trasladar de un lugar a otro sin problemas”.

Y para finalizar el equipamiento, también es muy importante dedicarle espacio a una zona de estiramientos con una espaldera y colchonetas. Por descontado, realizar una limpieza y un mantenimiento óptimos de las máquinas, es obligatorio para que siempre estén disponibles para los usuarios.

Un gimnasio cuyas máquinas no respondan a las necesidades del huésped puede devaluar considerablemente la imagen del hotel. En la misma línea, también se debe ofrecer un horario amplio y profesionales debidamente cualificados para poder aconsejar al huésped.

Era digital

“El sector del fitness está viajando a una nueva era digital. Contamos con una plataforma digital que ofrece ilimitadas opciones a los huéspedes mediante alianzas con aplicaciones de fitness, incluyendo un equipamiento cardio que se sincronizará, de forma inalámbrica, con Apple Watch para que los usuarios puedan realizar el seguimiento de las mediciones de ejercicio con la mayor precisión posible”, señala Clara Aguiló desde Life Fitness.

La incorporación de gimnasios en los hoteles está cobrando cada vez más demanda
Desde Fit4Life también apuestan por incorporar bicicletas de spinning y ‘corners’ virtuales para motivar a los clientes.

La empresa también informa que “entre las últimas tendencias destaca el concepto Fitness Room, habitaciones equipadas, para que el huésped disfrute de la comodidad de practicar ejercicio sin salir de ellas incluyendo soluciones de entrenamiento virtual“.

Desde Fit4Life también apuestan por incorporar bicicletas de spinning y ‘corners’ virtuales para motivar a los clientes. En este sentido, la cadena Hilton ha diseñado la nueva categoría de habitación ‘Five Feet to Fitness’, con aparatos deportivos.

Por su parte, Valcárcel Torres de Fit4Life opina que “soluciones como mini salas de Cycling Virtual con 3-6 bicicletas y con un producto de sesiones virtuales a la carta, puede ser una gran solución para mejorar la calidad del entrenamiento, ayudar a mejorar la estancia y, que al mismo tiempo sirvan de reclamo para favorecer la tasa de retorno y por lo tanto, la ocupación”.

  • Baltasar says:

    Muy buena y detallada exposición de las nuevas necesidades a implementar en los hoteles para atender la gran demanda de cultura física y mantenimiento de sus usuarios.

    (0) (0)

Escribe un nuevo comentario