Tendencias: en wellness se apuesta por las terapias naturales

En la oferta wellness cada vez cobran mayor importancia las terapias naturales.

Es un modo de ofrecer al cliente una experiencia de bienestar que le haga afianzar su próxima visita al hotel

Demandan fórmulas de bienestar alternativas

Hoy en día aquel hotel que no cuente entre sus instalaciones con una área de bienestar puede perder valor a la hora de reservar. Los hoteles, conscientes de esta demanda del sector turístico, se lanzan a la búsqueda de nuevas tendencias y tratamientos. Entre ellos, destaca la demanda de terapias naturales.

Los profesionales del sector hotelero son conscientes de la repercusión que está teniendo la preocupación por el bienestar y el estado físico. Tanto si el hotel es visitado por motivos de negocios como por períodos vacacionales, se debe tener en cuenta que el visitante siempre quedará agradecido al poder contar con una zona de relajación y desconexión que rompa con la rutina.

La filosofía wellness se ha posicionado con fuerza en el sector hotelero. Es un modo de ofrecer al cliente una experiencia de bienestar que le haga afianzar su próxima visita al hotel. Lo que importa es diferenciarse de la competencia con una oferta de nuevas terapias que llamen la atención del huésped.

Conocer al cliente objetivo

En este sentido, los hoteles de alta gama están cumpliendo con estos objetivos gracias a la variada oferta que presentan. En opinión de Joaquim Pla, arquitecto y director técnico de la empresa Freixanet Wellness, en cuestión de lo que valora y busca principalmente el usuario, es que “no hay una respuesta genérica a esta cuestión.

Es básico definir claramente el tipo de cliente al que va destinado el spa o zona wellness para poder, de este modo, adaptarse a sus preferencias y satisfacer sus necesidades.

Esto implica, por ejemplo, que se haga un spa más de tratamiento privado o un spa de corte más lúdico, todo ello ligado al tipo de establecimiento en el que se circunscribe el área welleness (hotel, balneario, spa, casa rural, gimnasio, etc.) y al resto de servicios que el mismo ofrece”.

Finisterre Spa del resort Martinal Sagres Beach en el Algarve portugués.

Pla también destaca que “otro condicionante clave es el referente a si se está proyectando/reformando un spa abierto al público externo o será un spa exclusivo para los clientes del mismo. A partir de ahí hay otros parámetros que también pueden intervenir.

Por ejemplo, hay que tener en cuenta, si son hoteles con spa esencial, la tipología: urbano, montaña, playa, negocios… También hay que considerar la nacionalidad del cliente final, ya que culturalmente están acostumbrados a unos tipos u otros de servicios y tratamientos.

Y también sus aficiones, de tal forma que hay establecimientos (especialmente hoteles) que adaptan su spa a segmentos específicios (como ciclistas o esquiadores).

Tratamientos naturales

Por ejemplo, el Hotel Hostal Spa Empúries de l’Escala ubicado en la playa de Portixol en la Costa Brava, propuso el pasado verano su tratamiento “Aguas Salvajes”. Para regenerar el organismo después del verano, tras los excesos de una prolongada exposición al sol que conlleva aspectos perjudiciales.

El spa del hotel contó con productos naturales orgánicos a base de algas silvestres de la costa de Irlanda combinadas con las del Mediterráneo. Este tratamiento se basaba en una exfoliación corporal con sal marina, menta piperina o lavanda, dentro de un envoltorio que combinaba dos clases de algas (laminaria digitata y esencias del océano), aportando grandes beneficios como la depuración y el fotoenvejecimiento de la piel, la mejora de la celulitis y la circulación.

Terapias alternativas

Volver a la rutina y el estrés también influye de manera negativa cuando se dejan atrás temporadas de ocio y descanso. El Resort Martinhal Sagres Beach, en el Algarve portugués propuso el pasado mes de noviembre una oferta llamada “Yoga & Wellness”. Se trata de un purificador retreat, para cuerpo y mente, basado en la técnica del Kundalini Yoga, que a partir de la meditación enseña a desarrollar la sensibilidad y a liberar todas las cargas diarias y las tensiones corporales acumuladas.

Tumbonas calefactadas de Freixanet Wellness.

El paquete incluía 7 noches de alojamiento con media pensión y acceso a las instalaciones del Finisterra Spa, su zona wellness. En la misma línea el Hotel Aguas de Ibiza, ofrece un templo dedicado a la cultura mindfulness al servicio de la experiencia sensorial de sus huéspedes.

En su Revival Spa con más de 1.500m2 ofrecen tratamientos de salud y belleza de la mano de un equipo de profesionales especializados como programas de rostro y cuerpo, exfoliación, masajes del mundo y terapeúticos.

Terapias naturales para desconectar

Los dispositivos digitales influyen en nuestro estilo de vida y bienestar. Actualmente, la conexión digital ocupa gran parte del tiempo de las personas implicando una relación intrínseca con la tecnología influendo en el bienestar general.

El Grupo Mandarin Oriental, consciente de ello, ha puesto en marcha una iniciativa de “detox digital” en todos los spas de sus hoteles. El programa está diseñado para ayudar a los clientes a encontrar nuevas formas de gestionar, de manera equilibrada, su relación con la tecnología y la ansiedad que puede provocar un estilo de vida de constante conexión digital. La iniciativa Digital Detox anima a los huéspedes a entregar sus móviles cuando llegan al spa.

En la sala de relajación del spa, los clientes pueden acceder a una amplia gama de actividades mindfulness, como la escritura de un diario o notas, la meditación, o simplemente disfrutar del silencio.

Innovación y factor sorpresa

Pla, desde Freixanet Wellness, también indica que “las directrices del sector en cuanto a innovación se basan, aparte de en la calidad, en los atributos de variedad e innovación. El usuario final del spa espera ser sorprendido en cada nueva visita que realiza al establecimiento, y en buena medida eso se logra con las terapias naturales.

En este sentido, el sector innova constantemente en equipamientos y diseños de vanguardia, integrando en los proyectos elementos como las cabinas de sal, los temazcales o las paredes de hielo (Ice Experience), entre otros”.

En conclusión, esta nueva demanda de servicios para mejorar y ofrecer nuevas expectativas a usuarios, está desarrollando una línea de establecimientos hoteleros que no solo se preocupan porque el cliente se sienta como en casa. Van más allá, y miran por la salud y el bienestar de sus clientes, incluyendo servicios saludables adaptados al consumo.

Escribe un nuevo comentario