Certamen Nacional de Gastronomía: para Madrid y Cantabria

Los ganadores del IV Certamen Nacional de Gastronomía fueron equipos de cocineros y reposteros de las comunidades de Madrid y Cantabria.

En el premio convocado por FACYRE y Makro se cocinaron en directo platos con trucha, picaña de ternera, anís de Chinchón y madroños

De nuevo Cantabria y Baleares en 2ª y 3º posición

La IV edición del Certamen Nacional de Gastronomía ha dado como resultado que el mejor cocinero de 2017 está en la Comunidad de Madrid y el mejor repostero en la de Cantabria. Así lo indicó la organización del mismo, que comparten la Federación de Cocineros y Reposteros de España (FACYRE) y Makro.

Concretamente, desde Madrid, Agustín Herrera y Rubén Amro, se hicieron con el título de Mejor Cocinero de España; mientras que, desde Cantabria, Rubén Abascal y Pablo Martín obtuvieron el mismo galardón, pero en la modalidad de Repostería.

Además del trofeo, ambos equipos recibieron un cheque valorado en 2.000 euros canjeable por productos Makro. El director General de esta compañía en España, Peter Gries, el vicepresidente de FACYRE, Pedro Larumbe, que también preside Saborea España, y la presidenta de Acyre Madrid, Bárbara Buenache, asistieron al acto de entrega de premios.

Además, en esta edición del Certamen Nacional de Gastronomía los chefs Marcos González y Bernabe Vicente, de las selecciones de Cantabria y Baleares, quedaron segundo y tercer clasificados. respectivamente, en la categoría de Cocina. Y los pasteleros Abraham Balaguer y Mónica Alejandra Mesa, de Cataluña y Aragón, en la de Repostería.

Finalistas del Certamen Nacional de Gastronomía

En total, compitieron ocho equipos finalistas de diferentes comunidades autónomas, cocinando en riguroso directo, tras pasar por una eliminatoria preliminar. Cada equipo estuvo compuesto por un presidente, cocinero/ayudante y pastelero/ayudante, y elaboró dos platos en estilo libre, así como un postre.

El pescado elegido en esta ocasión la ocasión fue la trucha, mientras que la carne empleada fue una picaña de ternera de la Sierra de Guadarrama. En cuanto al postre, era obligatorio que incorporase anís de Chinchón y madroño.

Los concursantes de esta cuarta edición del Certamen Nacional de Gastronomía fueron evaluados por un jurado integrado por los presidentes de cada selección autonómica, así como por Larumbe.

Escribe un nuevo comentario