ESHOB: “En la escuela formamos a artesanos en restauración”

El Diploma de Sommelier o los cursos de Enología y Cata son formaciones que desde hace unos años tienen mucho éxito

José Ignacio Gorostiaga es Director General 

Fundada en 1985, la Escuela Superior de Hostelería de Barcelona es una de las escuelas de cocina de referencia de España. Dedicada a la formación en todos los ámbitos de la hostelería y la restauración, ESHOB pretende dotar a los alumnos con las herramientas y los conocimientos necesarios para afrontar los nuevos retos del sector.

La escuela ofrece una amplia oferta académica que incluye cursos oficiales así como titulaciones propias reconocidas por los principales protagonistas de la industria en las áreas de cocina y gastronomía, servicios de restauración, gestión, dirección hotelera y vinos y destilados.

José Ignacio Gorostiaga estudió el grado profesional en Hostelería en la Escola de Restauració i Hostelatge de Barcelona (actualmente, Escuela Superior de Hostelería de Barcelona) y está graduado en Dirección Hotelera por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Tiene más de 20 años de experiencia en el sector de la hostelería y de la restauración, tanto a nivel nacional como internacional, donde ha ocupado cargos de máxima responsabilidad. Desde el 2010 es el director general de ESHOB.

La Escuela Superior de Hostalería de Barcelona es una de las escuelas de cocina de referencia de España.

P.- ¿Qué titulaciones ofrece la Escuela Superior de Hostelería de Barcelona?, ¿Cuáles son las más demandadas?

R.- La Escola Superior d’Hostaleria de Barcelona, fundada en 1985, ofrece una amplia oferta académica que incluye cursos oficiales así como titulaciones propias en las áreas de cocina y gastronomía, servicios de restauración, gestión, dirección hotelera y sommeliería.

Una de las formaciones con más demanda es la formación de grado medio en cocina, en la que se forma a futuros cocineros y pasteleros. El boca a boca funciona muy bien así que muy a menudo nos llegan nuevos alumnos a quiénes les han recomendado la escuela, ya sea antiguos alumnos o profesionales del sector.

Por otro lado, la formación para obtener el Diploma de Sommelier o los cursos de Enología y Cata también son formaciones que desde hace unos años tienen mucho éxito en nuestra escuela y son muy bien valoradas en el sector.

Una de las formaciones con más demanda es la formación de grado medio en cocina.

P.- ¿Con qué instalaciones y equipo humano cuenta la escuela para formar a los futuros profesionales del sector de la Hostelería y Restauración?

R.- ESHOB cuenta con unas instalaciones de 4.500 m2 en el barrio de Diagonal Mar/Poblenou, situado al lado del mar.

La escuela tiene actualmente 5 amplias cocinas con luz natural (2 de producción y 3 pedagógicas) en las que resulta muy agradable cocinar cada día, así como 1 cocina demostrativa en la que chefs y grandes empresas del sector vienen a enseñar a los alumnos cómo realizan sus platos.

También disponemos de dos restaurantes abiertos al público (uno gastronómico –L’Escola- y otro de menú diario –L’h@m-) en los que nuestros alumnos cocinan y sirven cada día alrededor de 150 clientes en situación real, lo que les permite poner en práctica todo lo que van aprendiendo a nivel teórico, así como mejorar cualidades importantes como son la agilidad, proactividad, capacidad de reacción ante imprevistos, trabajo en equipo, etc.

Aparte de estas instalaciones, la escuela también cuenta con un restaurante de colectividad dónde almuerza el personal interno y la empresa Agbar, dos aulas de cata, una aula de coctelería, una habitación de hotel, una aula de informática y una aula de estudio.

“Todas nuestras formaciones están muy orientadas a la práctica.”

Actualmente tenemos una plantilla de profesores con una dilatada experiencia como docentes y sobre todo con una gran experiencia profesional en el sector. Todos se forman constantemente y algunos de ellos ejercen incluso como consultores para el sector. Además, para garantizar la excelencia a nivel docente, los alumnos les evalúan 2 veces al año.

P.- La escuela, fundada en 1985, tiene ya una amplia trayectoria. ¿Cuáles son los principios que rigen a la hora de formar a los alumnos?

R.- En la escuela formamos a los artesanos de la restauración. Damos una formación 360 grados, en la que es importante conocer a la perfección desde las diferentes técnicas y secretos de la cocina y del servicio hasta la gestión. Además, se hace mucho hincapié en la transmisión de unos valores y competencias que consideramos clave, como pueden ser el trabajo en equipo, el compañerismo, la constancia, la capacidad de sacrificio, la proactividad, la capacidad de autocrítica, la organización, la imaginación, etc.

Las clases siempre se realizan en grupos reducidos, con un máximo de 10 o 12 alumnos.

Por otro lado, uno de los pilares fundamentales de Eshob -y que nos diferencia de las otras escuelas- es el trato personalizado que damos a todos nuestros alumnos. En este sentido, las clases siempre se realizan en grupos reducidos, con un máximo de 10 o 12 alumnos en las clases prácticas. Creemos que es la mejor manera de que los profesores puedan hacer un seguimiento personalizado de cada alumno y puedan ayudarles a alcanzar sus metas personales, potenciando sus virtudes y limando sus defectos

Gracias a este acompañamiento que reciben los alumnos por parte de profesores, tutores y grandes profesionales del sector como Fermí Puig o Alfred Romagosa, incluso los alumnos que presentan más dificultades pueden llegar muy lejos.

Otro dato distintivo de Eshob es que todas nuestras formaciones están muy orientadas a la práctica. Desde el primer año, todos nuestros alumnos realizan un 50% de teoría y un 50% de prácticas porqué creemos que es la mejor manera de aprender, de adquirir experiencia y de conseguir que sean autónomos y productivos una vez encuentran su primer empleo.

P.- La Hostelería está en constante evolución. ¿Cómo encara ESHOB los nuevos retos que afronta el sector?

R.- Al ser la escuela del Gremio de Restauración y del Gremio de Hoteles de Barcelona, tenemos la suerte de tener un contacto privilegiado con el sector, lo que nos permite estar al corriente de las últimas novedades y tendencias y preparar mejor a nuestros alumnos de cara al futuro.

Como ejemplo, os puedo decir que ESHOB es la única escuela de hostelería en España que forma parte del proyecto europeo TF4, cuyo objetivo es la creación de una formación profesional basada en el desarrollo de “habilidades verdes” en el sector alimentario, con la finalidad de incrementar el número de empleos ligados a una transición ecológica, sostenible e inclusiva.

Es una temática en la que queremos estar implicados porqué creemos que una de nuestras obligaciones como escuela también es inculcar a los alumnos y futuros profesionales del sector la importancia de cuidar de los recursos del planeta.

La escuela tiene actualmente 5 amplias cocinas con luz natural (2 de producción y 3 pedagógicas).

P.- En su opinión, ¿cuáles son las claves para lograr la excelencia en el servicio que se presta al cliente de un hotel o un restaurante?

R.- La actitud es esencial. Es una profesión en la que te tiene que gustar el trato con la gente, hacer felices a los demás. Es la única manera de lograr la excelencia.

También creo que es importante ser humilde y buena persona. Las empresas de hoy en día ya no buscan sólo personal con buenas competencias técnicas, sino también profesionales responsables, comprometidos con su trabajo, con buen fondo, que sepan trabajar en equipo y hacer felices a los clientes. En ESHOB, potenciamos mucho la formación en estos aspectos clave.

P.- ¿Qué cree que necesita el alumno para afrontarse al mercado laboral?

R.- La hostelería es una filosofía de vida y te tiene que gustar si quieres dedicarte a ello. Por eso consideramos que es importante que nuestros alumnos vivan la realidad del sector desde el primer día, para que puedan descubrir rápidamente si les gusta o no.

También creo que es importante que sean conscientes de sus propias capacidades y que no quieran correr demasiado. Tienen que aprender poco a poco a gestionar la presión; evolucionar rápidamente no es garantía de éxito.

P.- Mantienen una relación directa con algunas empresas y marcas del Canal Horeca para completar la formación de los alumnos. ¿Cómo valora este contacto?

R.- Sí, con muchas; de hecho es imprescindible. Con ellas tenemos una relación win-win. Nuestros alumnos tienen la suerte de poder interactuar con ellas a lo largo de su formación y contar con sus consejos durante las masterclass y los eventos que organizamos en la escuela, así como la posibilidad de hacer prácticas allí.

Para las empresas y marcas, es una oportunidad única de estar en contacto con los futuros profesionales del sector, ver cómo evolucionan, detectar talento y mejorar la notoriedad.

Escribe un nuevo comentario