Hosteleros de Málaga amenazan con cierre el 30 de noviembre

Mahos, celebró una Asamblea en la Cámara de Comercio de Málaga donde plantearon acciones contundentes contra el ZAS que afecta a la Hostelería malagueña.

La patronal Mahos se reunirá el día 13 para determinar acciones contra la declaración de Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS)

Durante el encendido del alumbrado navideño

La Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos), celebró ayer por la tarde una Asamblea General Extraordinaria en la sede de la Cámara de Comercio de la ciudad, en la que se plantearon acciones contundentes contra la declaración de Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS).

La patronal mostró su profundo rechazo a la aprobación, hace unos días, de esta medida impulsada desde el Área de Sostenibilidad Medioambiental del Ayuntamiento de Málaga, que afecta a 98 calles del centro histórico y 5 más de Teatinos.

Las acciones previstas por parte de la Asociación comenzarán el próximo 30 de noviembre, día que tendrá lugar la inauguración del alumbrado navideño de la ciudad, para que el inicio de las medidas tomadas por Mahos tengan aún una mayor incidencia en la ciudad de Málaga.

Javier Frutos, presidente de Mahos, aseguró que, “el único interlocutor válido es el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. Tras varios intentos de acuerdos y negociaciones, hemos decidido que seguimos abiertos al diálogo pero ya sólo en la figura del alcalde”, insistió.

Mahos, celebró una Asamblea en la Cámara de Comercio de Málaga donde plantearon acciones contundentes contra el ZAS que afecta a la Hostelería malagueña.
El presidente de Mahos, Javier Frutos, adelantó que se convocará una nueva Asamblea el próximo 13 de noviembre para precisar los detalles de las medidas y acciones a tomar.

Por otro lado, Frutos adelantó que se convocará una nueva Asamblea el próximo 13 de noviembre para precisar los detalles de las medidas y acciones a desarrollar, aunque ya se baraja la posibilidad de “la no apertura o el no cierre de todos los establecimientos hosteleros del centro de Málaga”.

Malestar hostelero

En la asamblea, cuya atmósfera tuvo un profundo malestar y un hartazgo ante los constantes ataques al sector, han estado presentes asociados de Mahos, propietarios de establecimientos y trabajadores de bares, cafeterías y restaurantes, cuyos puestos de trabajo se verán afectados por la medida que pretende imponer el Ayuntamiento.

También han acudido sindicatos de trabajadores y proveedores de los negocios de hostelería que también sufrirán los efectos derivados de esta medida.

Frutos insistió en la cohesión y unidad de los hosteleros a la hora de tomar la decisión de “realizar acciones que muestren, sin fisuras, nuestra postura ante el ZAS”.

Destrucción de empleo

El presidente del colectivo ha lamentado las consecuencias negativas que la aprobación de esta medida tendrá en la ciudad que afectarán al empleo y al tejido empresarial malagueño.

El sector de la Hostelería malagueña actualmente cuenta con 4.000 puestos de trabajo directos sólo en el centro y 10.000 trabajadores en toda la ciudad. “Desde Mahos calculamos que la destrucción de empleo directo será del 25%“, aseguró Frutos.

Escribe un nuevo comentario