Javier Castro, nuevo Presidente de Iberaice

Iberaice, colectivo de empresas que desarrolla su actividad en el sector del cerdo ibérico, ha nombrado como nuevo Presidente a Javier Castro.

La organización que representa a la industria del cerdo ibérico ha renovado su junta directiva que nace con un espíritu de “consenso”

Es Jefe de Compras de la empresa familiar Marcial Castro

Iberaice, colectivo de empresas que desarrolla su actividad en el sector del cerdo ibérico integradas dentro de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE), ha nombrado como nuevo Presidente a Javier Castro, Jefe de Compras de la firma de productos ibéricos guijuelense Marcial Castro.

La asociación ha renovado su junta directiva que está integrada por 21 vocales que representan a las distintas zonas productoras del cerdo ibérico y a sus diferentes sensibilidades. Asimismo, se han nombrado Vicepresidentes a Francisco Javier Morato, de Embutidos Morato, S.L., y Antonio Cordero, de Estirpe Negra, S.A.

Javier Castro realizó estudios superiores en la facultad de empresariales en Salamanca y posee un Máster en Gestión de Industrias Agroalimentarias impartido por San Telmo. Junto a su hermano, Manuel Castro está la frente de una empresa como la quinta generación.

Tras su nombramiento, el nuevo Presidente ha destacado el espíritu de “consenso” y “entendimiento” con el que nace la nueva junta directiva de esta agrupación que reúne a cerca de 300 empresas que desarrollan su actividad en el sector del cerdo ibérico.

Los principales retos de Iberaice

  •  Mantener una relación estrecha con la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico
    (ASICI), como foro de toda la cadena de valor del cerdo ibérico, para impulsar y
    mejorar su funcionamiento y recuperar el diálogo entre todos los eslabones del
    sector.
  • Favorecer un cierre consensuado de la Norma de Calidad para la carne, el jamón, la
    paleta y la caña de lomo ibéricos, así como la urgente actualización de los Protocolos
    de Inspección y Certificación.
  • Impulsar la aprobación de una IGP que proteja los productos del cerdo ibérico,
    vinculándolos a la Península.
  • Fomentar el consumo de los productos del cerdo ibérico, así como la
    internacionalización de las empresas del sector, como ejes de desarrollo de futuro
    para esta industria emblemática y sus producciones, tan representativas de la
    gastronomía española en todo el mundo.
  • Impulsar proyectos de innovación de interés sectorial que contribuyan a mejorar la
    imagen y la competitividad del cerdo ibérico.

Escribe un nuevo comentario