La facturación del sector catering repunta un 4% en 2018

La oferta para colectividades es la más importante, con 3.090 millones de euros, el 84,2% del total

Alcanza los 3.670 millones de euros

El volumen de negocio generado por el sector de catering en 2018 ascendió a 3.670 millones de euros, con un repunte del 4% respecto al ejercicio anterior, que confirma el buen comportamiento de esta actividad durante los últimos años.

Así lo indica el Observatorio Sectorial DBK Informa en un estudio de elaboración propia en el que precisa que esta evolución estuvo favorecida por el buen comportamiento de la demanda procedente de los principales sectores clientes.

Y, entre ellos, especialmente el de catering para colectividades, que representa el 84,2% del total, tras alcanzar una facturación de 3.090 millones de euros, lo que supuso un 4% respecto al ejercicio 2017. «Este negocio continúa impulsado por la creciente subcontratación del servicio por parte de algunos colectivos», señala la entidad.

Por su parte, los subsegmentos de sanidad y enseñanza mantuvieron el comportamiento más positivo, con tasas de variación de alrededor del 4% en cada caso. Mientras que el catering de gama alta siguió favorecido por el aumento del gasto de hogares y empresas, finalizando 2018 con un volumen de negocio de 277 millones de euros, un 3,4% más que en el ejercicio anterior.

Finalmente, la cifra de negocio generada por los servicios de catering para el transporte, incluyendo aéreo y ferroviario, experimentó un aumento del 4,5%, impulsada por el incremento del número de pasajeros transportados.

Crecimiento más lento a partir de ahora

En sus conclusiones, DBK aclara que en los próximos años se esperan nuevos crecimientos en el volumen de negocio del sector, si bien, «es previsible una ligera desaceleración» en el ritmo de crecimiento. Así, la facturación sectorial crecerá en torno a un 3-4% anual en el bienio 2019-2020, estima.

En el sector opera cerca de un millar de empresas, la mayor parte de ellas de pequeña dimensión, contando el 81% con menos de 100 empleados. No obstante, las primeras posiciones del mercado están ocupadas por un grupo reducido de grandes operadores, que generalmente cuentan con actividad en todo el territorio nacional.

Así, el observatorio destaca que el negocio presenta un alto grado de concentración en los principales competidores, de manera que los cinco primeros reunieron en 2018 una participación conjunta del 40% de la facturación sectorial.

Escribe un nuevo comentario