Marketing gastronómico, para no perder la competitividad

marketing gastronómico

No solo se trata de ofrecer un buen producto hay que saber venderlo y crear una estrecha relación con el cliente para posicionar a la marca

Todos los actores del negocio deben estar vinculados

En los tiempos que corren en el sector de la Restauración, la gastronomía está cobrando una fuerza cada vez mayor frente a la competitividad que experimenta el sector. Pero no todo es tener un buen producto, también hay que saber venderlo, y en este sentido, el marketing gastronómico se está convirtiendo en una potente herramienta para impulsar y posicionar una marca.

Sin duda, una meditada estrategia de marketing es la solución para potenciar un negocio de restauración y establecer una relación con el cliente (fidelización) que empieza a actuar desde que éste entra en el establecimiento.

Así mismo, también se debe crear un vínculo estratégico con el resto de protagonistas como por supuesto, la calidad de la gastronomía, decoración, el tipo de público, el servicio y su formación, los detalles, las sorpresas y la innovación, junto con una importante presencia online.

Las redes sociales son un hervidero de opiniones y el consumidor interactúa en ellas para conocer establecimientos de restauración.

No solo se trata de ofrecer excelencia en el producto, precios razonables y un buen local, hay que buscar el modo de estar presente y darse a conocer en el sector y diferenciarse de los competidores para llegar a los clientes potenciales.

De este modo, el marketing gastronómico se puede convertir en el actor principal para que todos los elementos confluyan en el mismo cometido, y hay que tener en cuenta que la transformación digital también es un gran apoyo para dar a conocer una marca y obtener la mejor reputación online, algo verdaderamente importante hoy en día.

Redes Sociales cobran peso en Restauración

Las campañas online y las estrategias digitales (webs, plataformas de restauración, apps, redes sociales, blogs, encuestas online, delivery, etc) deben convivir también con acciones offline, que a pesar de que pueden parecer estar quedando atrás, no se deben olvidar.

En la parte digital ahora los actores que cobran peso son las redes sociales, éstas se han convertido en un hervidero de opiniones y los consumidores (algunos dentro del movimiento foodie o de influencers gastronómicos) ahora más que nunca, interactúan continuamente en ellas para expresar y obtener opiniones y valoraciones de un local en concreto.

marketing gastronómico
Las campañas online y las estrategias digitales a través de webs, plataformas de restauración, redes sociales, blogs, etc. deben convivir también con acciones offline.

En este aspecto, los restaurantes, son de los negocios que más se mueven en redes, tanto por el servicio, la decoración y obviamente por su gastronomía y técnicas culinarias, quizás la parte más fotografiada y divulgada, de este ámbito.

Sin embargo, la presencia en redes sociales de un establecimiento o cadena de restauración debe ir acompañada por un conjunto de factores que, entre todos, hablen al posible cliente de la filosofía y personalidad de la marca.

Marketing gastronómico para provocar estímulos

Así, una serie de elementos como el interiorismo del establecimiento, el diseño corporativo (webs, menús, vajillas, uniformes del equipo, etc.), estrategias comerciales, promociones, digitalización, son los que, todos unidos, provocarán estímulos para conseguir nuevos posibles clientes, y fidelizarlos al mismo tiempo.

La decoración, los detalles, la presentación de las mesas también colaboran en la parte estratégica de la creación de una marca.

Para todas las tipologías de restauración, no se trata solo de ofrecer una buena comida en un bonito local, hay que proponer opciones diferenciadoras que sorprendan a la clientela, y esto se consigue con la innovación.

La innovación será la intermediaria para crear una identidad de la marca única, y que el establecimiento reciba un feedback positivo sobre la experiencia que haya experimentado el comensal, cada vez más exigente, en el restaurante. Estamos en la era de crear experiencias, y en esta línea el marketing gastronómico es fundamental para conseguirlo.

De este modo, crear estrategias de mercado orientadas a la gastronomía también tiene que contemplar los avances sociológicos, culturas, gastronomía local, productos de temporada, etc. porque también son determinantes para diseñar estrategias de marketing acordes a las demandas y tendencias que surgen en el sector.

Por ejemplo, en la actualidad, la cada vez más demandada inclinación por la alimentación saludable y otras propuestas para personas con intolerancias alimenticias está transformando las cartas de los establecimientos de restauración, y gran parte de los restaurantes están adaptando sus menús a esta tendencia saludable.

Innovar con tendencias de otros lugares

Por este motivo, todo este tipo de factores citados forman parte de un ‘todo’ y deben ir recopilándose, consultando tendencias de otras ciudades, países, grandes chefs, restaurantes internacionales, etc.

Así, recabar todos estos puntos es clave para definir una estrategia de marketing gastronómico y que ésta funcione para solventar la problemática de venta e impulsar la fidelización de clientes en Restauración, creando experiencias en las que el espacio, la gastronomía, el equipo, las técnicas culinarias y la innovación protagonicen el éxito de un restaurante.

La innovación intermediará para crear una identidad de marca única para que el establecimiento reciba un feedback positivo sobre la experiencia que experimente el comensal.

Ante la competencia que surge en este sector determinada por múltiples actores gastronómicos hay que hacer todo lo posible por destacar, y crear una marca que se diferencie del resto de la oferta que le rodee tanto a nivel local como global y que le haga obtener ese ‘savoir faire’ que haga que sea elegido frente a otros competidores.

Y definitivamente, esto se consigue creando una estrecha relación entre el cliente y la marca. Una relación que se establece gracias al marketing gastronómico como la nueva herramienta de comunicación entre el restaurante y el cliente.

Escribe un nuevo comentario